Especial

La belleza de lo simple

En el corazón de los Bosques de Palermo en Buenos Aires conocimos a Yessica, una bella holandesa que, al igual que nosotros, fue en busca de inspiración.

En el corazón de los Bosques de Palermo en Buenos Aires conocimos a Yessica, una bella holandesa que, al igual que nosotros, fue en busca de inspiración.

Yessica siempre se sintió atraída por lo que Latinoamérica le ofrecía: personas y climas cálidos. Así que esta bella holandesa, a sus 25 años se animó a cruzar el charco y visitar Sudamérica. Su recorrido incluyó Argentina, Uruguay, Brasil, Perú, Chile, Colombia, Ecuador, pero sin seguir ningún orden ni plan. Visitó, se fue y regresó a varios países siguiendo una ruta “un poco extraña”. Ella nos contó que viaja a donde sus sentimientos la llevan. Y asegura que es muy divertido.

En Buenos Aires se quedó 2 meses. Le encantó la ciudad en la que “todo es posible”. Ahí trabajó, se manejó bien con un idioma que no dominaba y conoció una cultura totalmente diferente a la suya, en una ciudad a la que califica como hermosa.

En el Rosedal, ubicado en el corazón de los Bosques de Palermo, encontró un buen lugar para relajarse. Ahí salía a correr o ejercitarse. Y fue en uno de esos días que nos la encontramos. Su frescura y belleza natural llamó de inmediato la atención de Renzo Díaz, nuestro fotógrafo. Sus enormes ojos azules rompieron el hielo de inmediato, así que él le propuso hacer una producción.

Yessica ya había trabajado como modelo en Holanda y hecho algunas fotos, pero nos contó que ese nunca fue su objetivo. Actualmente, está más centrada en estudiar comunicación y marketing y seguir yendo a donde la lleve su intuición.

Sin embargo, no podíamos perder la oportunidad de eternizar este mágico momento. ¿Y quién mejor que esta radiante mujer para llevarnos a conocer la zona verde más popular de Buenos Aires?

Los Bosques de Palermo guardan una quietud que resulta extraña en la ciudad. Y esto, a pesar de las visitas que no paran de llegar. En él se encuentra El Rosedal, Patrimonio Cultural de la ciudad de Buenos Aires cuyo diseño data de principios de siglo XX.  La tranquilidad que se respira en medio de la belleza del paisaje conformado por largas filas de árboles y más de mil variedades de rosas, no es fácil de conseguir.

Si estás pensando visitar el país gaucho, date una vuelta por este mágico lugar. Si vas en época de sol podrás disfrutar de las rosas en todo su esplendor. Si es otoño o invierno podrás verlas acompañadas de esas preciosas hojas doradas que caen de los árboles. Todo un espectáculo ideal para oxigenarse, desestresarse e inspirarse.

Photographed by: Renzo Díaz Agency

Suscribirse

Deja tu dirección de correo y únete a Vian.